El banco ético europeo Triodos Bank lanza al mercado un plan de pensiones que invierte con criterios de Inversión Socialmente Responsable (ISR) y de Impacto. De esta forma, Triodos Bank amplía su gama de productos y servicios bancarios sostenibles para aquellas personas que deseen hacer un uso más responsable del dinero.

“El Plan de Pensiones Triodos es una efectiva opción de planificar los ahorros a largo plazo, sabiendo además que durante 20 o 30 años dichos ahorros estarán trabajando por construir una sociedad más sostenible y humana. Se trata por tanto de disponer de una previsión familiar en lo económico, y al mismo tiempo, de contribuir con una previsión social acorde con los ideales. Las inversiones del Plan de Pensiones Triodos se realizan con rigurosos criterios de Inversión Socialmente Responsable y de Impacto que buscan equilibrar la rentabilidad, el riesgo y el impacto social”, explica Mikel García-Prieto, director general de Triodos Bank.

El 80% del fondo lo constituyen bonos verdes y soberanos emitidos por Estados europeos. El 20% restante se invierte en renta variable de empresas sostenibles a través de Fondos de Inversión y de Impacto Triodos que invierten en microcréditos, energías renovables, alimentación ecológica y tecnología ambiental: Triodos Sustainable Pioneer Fund, Triodos Microfinance Fund, Triodos Renewables Europe Fund y Triodos Organic Growth Fund.

Rentabilidad a largo plazo

El plan Triodos Renta Fija Mixta tiene un perfil de riesgo de 3 sobre 7 para esta categoría de producto. El objetivo es alcanzar una rentabilidad razonable a largo plazo, en línea con la rentabilidad media de planes de pensiones de la misma categoría, que era del 1,27% en los últimos 10 años, según el índice Morningstar de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco) a octubre de 2016. Cifras que sirven de referencia pero que no garantizan rentabilidades futuras.

Dentro de la ISR, la inversión de impacto –que pretende generar un impacto social y medioambiental positivo además de obtener un retorno financiero- se encuentra en su fase inicial en España y supone menos del 1% del mercado regional, según datos del Foro Europeo de Inversión Socialmente Responsable (Eurosif).

Las fórmulas son diversas: bonos verdes y sociales, bonos de impacto social, microfinanzas, crowdfunding, capital riesgo social, fondos de inversión de impacto, etc. El interés de los inversores y emprendedores en este tipo de inversiones responde a la búsqueda de mercados con mayor transparencia, que permitan alinear capital con valores e impacto positivo, según se revela en el informe “Inversión de impacto para todos”, elaborado por Triodos Bank y el Grupo de Trabajo sobre Inversión de Impacto Social del G8 en 2014.

No hay comentarios

Dejar respuesta